Acerca de Juan Manuel

Fuentes de Ama, atraído siempre por el mundo visionario y simbolista, ha desarrollado una técnica rica y elaborada para así poder representar sus ideas y necesidades creativas.

Su primera exposición a los 18 años, le inculcó un compromiso con su inventiva y el mundo artístico que le ha llevado a realizar alrededor de 50 exposiciones individuales en países como España, Francia, Estados Unidos, Méjico y Portugal. En su temprana juventud se trasladó a París viviendo allí durante dos para enriquecer sus ideas y perfeccionar su estilo.

En Madrid, galerías de arte como Zólix, Nájera, Durán y Heller han expuesto su obra. También en la capital lugares emblemáticos como el Casino, el Auditorio Nacional de Música, el Museo del Ferrocarril o el Club Financiero Génova han acogido sus pinturas.

Diversas salas Municipales de Madrid y alrededores (Alcorcón, Leganés, Alcobendas, Valdemoro), Benálmadena y Ávila han colgado sus cuadros.

Entidades como Caja Duero, Caja Madrid y Caja Rural de Toledo han organizado exposiciones de su obra e itinerantes por siete provincias de España.

Otros lugares como La Universidad de Alcalá de Henares, el Archivo Histórico de Toledo, El Castillo de Manzanares del Real, Castillo de la Adrada y el Palacio de Velada en Ávila y el Palacio de Garcigrande en Salamanca han mostrado óleos.

Juan Manuel Fuentes del Ama participó como artista invitado en la Feria del Cómic y la Ilustración de Madrid a presentar su obra.

Cuadros suyos han sido seleccionados para publicarse en Spectrum,The Best in Fantastic art , renombrado libro que recoge obras de artistas de fantasía de todo el mundo y es editado en numerosos países.

Fuera de España, la Fundación Abud de Nueva Jersey, el Museo de Arte Contemporáneo de Sintra en Portugal, la Galería Litio en Méjico y diversas salas en Paris como en Levallois Perret, la Casa de España, L’Institut Audiovisuel y  Le Grand Palais han presentado su colección.

La obra de Fuentes del Ama desarrolla una temática simbolista y visionaria en la senda del prerrafaelismo. Un complejo mundo de fantasía e imaginación persigue lo inefable, el lado oscuro de las cosas, el lirismo y el misterio en el arte. Los temas, ajenos a la realidad, se suceden con una técnica de preciso y analítico pincel y veladura sutiles que dejan constancia en sus óleos un mundo de mitos y leyendas modelado según su visión contemporánea.

Sus personajes, a menudo en comunión con la naturaleza, pausan durante unos instantes la acción, se dejan observar y emanan un aura inquietante.

Los micro-mundos que confirman cada cuadro, como surgidos de una chistera de mago, se entrelazan para mostrar la idea final en un lenguaje de detalles crípticos.

0